lunes, 24 de agosto de 2015

¿Gatos vegetarianos?


Cada vez más personas en el mundo deciden dejar de alimentarse de otros animales y seguir una dieta vegetariana e incluso vegana. Algunos de ellos se plantean, además, que sus compañeros peludos (perros y gatos) sigan una dieta similar. Lejos de intentar meternos en camisas de once varas, hoy pretendemos profundizar en lo adecuadas o no que pueden resultar este tipo de dietas para nuestros felinos.



Creo que, a estas alturas de la pelicula, todos estamos hasta arriba de haber leido por todos los rincones de la red que los gatos son carnívoros estrictos. Esto no quiere decir que el gato no pueda comer vegetales, sino que necesita obligatoriamente comer carne en cierta cantidad. Esta obviedad tiene implicaciones en todo el sistema metabolico del gato, asi como de la estructura del aparato digestivo: saliva sin amilasas, intestinos cortos, estómago ácido, dientes afilados rasgadores, ausencia de masticación o "carrillos" donde almacenar la comida mientras se procesa en la boca y un largo etcétera.Tambien tienen sorprendentes adaptaciones, como papilas gustativas que poseen receptores muy sensibles a componentes de la carne (son muy finos con la comida que ingieren), pero no son capaces de degustar el sabor dulce (asociado a carbohidratos). Igualmente, prefieren alimentos que esten a temperatura corporal (como sus presas recien cazadas).

En cuanto al sistema metabólico, los gatos son muy dependientes de la ingesta de ciertos aminoácidos, como la arginina o la taurina. Y en general, sus necesidades proteicas son muy altas, ya que convierten los aminoácidos de la carne en carbohidratos. Tambien necesitan altas cantidades de grasa animal, que son ricas, ademas, en vitaminas liposolubles y acidos grasos esenciales. Por ejemplo, el ácido araquidonico se encuentra solo en la carne, y es un elemento muy importante para la dieta de los gatos.

No obstante, los gatos tienen, como hemos dicho, capacidad de comer sustancias de origen vegetal, ya que poseen las enzimas necesarias para metabolizar los hidratos de carbono siempre y cuando estos no se ingieran en gran cantidad.

Uno de los problemas de salud más frecuentes en los gatos caseros es el FLUTD (feline lower urinary tract disease), o sindrome urinario felino. Ocurre muy frecuentemente en gatos caseros porque suelen ser alimentados inadecuadamente, con pienso seco como unico alimento, ademas de que muchas veces el pienso que se compra no es de buena calidad. Es decir, tienen una dieta inadecuada.

Esta dieta inadecuada lleva a una alcalinización (se vuelve básico el pH) de la orina y la formación de cristales. En ocasiones tambien hay un exceso de magnesio. Los machos, por cuestiones anatomicas, son aun más proclives que las hembras de poseer la enfermedad.

La carne posee un pH ácido y los alimentos de origen vegetal, en general, básico. Los gatos que se alimentan de dietas vegetarianas, y mas aun, veganas, pueden desarrollar, por tanto, ese sindrome con mayor facilidad. Esta enfermedad no es ningna broma:  un gato puede morir por este sindrome, y pasarlo realmente mal. Ademas la cura, si se producen cristales "gordos", es muy engorrosa y por ende, cara para el dueño y muy molesta para el animal.

Los dueños de gatos que esten pensando en cambiar a una dieta vegetariana o vegana deben tomar conciencia de este problema, y de hecho, algunas asociaciones pro-vegetarianismo recomiendan no dar dietas 100% basadas en vegetales a los gatos, sino limitar su ingesta, sobre todo para gatos machos, proclives al problema. Se recomienda encarecidamente realizar chequeos periodicos de la orina del gato durante el tiempo que dure la adaptacion al nuevo alimento, para controlar que el pH este constante. James Peden, autor del libro Vegetarian Cats and Dogs, recomienda añadir acidificadores naturales a la dieta del gato, como espárragos, guisantes, lentejas, garbanzos...etc. Hay que estar muy atento a sintomas de la enfermedad y no pasarse con los suplementos acidificadores, ya que estos tambien pueden dar problemas.

 Otro problema que podrian encontrarse los dueños de gatos vegetarianos es que su gato no quiera comer. Como hemos dicho, los gatos tienen receptores en la lengua muy sensibles a la palatabilidad del alimento, y aunque puede aumentarse este parametro añadiendo levadura de cerveza al alimento, o "carnes falsas" disponibles en el mercado vegano, muchos siguen sin querer comer. Recordemos que los gatos son especialmente sensibles a la lipidosis felina, una enfermedad muy asociada a los periodos de ayuno. Es, por tanto, de vital importancia, realizar los cambios a esta dieta muy paulatinamente. Además, recordad que no todos los vegetales son buenos para los gatos, algunos pueden ser incluso peligrosos (cebolla, ajo...puedes ver un listado en este post).

Existen varios preparados para complementar dietas vegetarianas asi como piensos vegetarianos

Como hemos dicho, el metabolismo del gato no esta preparado para obtener toda su energia de los alimentos vegetales, y por ello a algunos les puede resultar muy dificil digerir gluten de maiz o soja, que ademas contiene cantidades importantes de fitoestrogenos, algo no deseable. El alto indice glucemico de muchos cereales puede ocasionar diabetes felina y obesidad.

Algunos de los argumentos mas utilizados por los vegetarianos/veganos para usar estas dietas (aparte del factor etico) tiene que ver con los problemas del uso de alimentos comerciales con carne de baja calidad. Por ejemplo, en el uso de carne hormonada, con antibioticos, de mala calidad..etc. Y tienen, en este aspecto, razon. Algunos piensos comerciales tienen una calidad pesima y la carne que utilizan se puede llamar de todo menos carne. Pero tambien existe, alimentos comerciales de calidad bastante mas aceptable, siendo, en general, las latas humedas de mejor calidad. E incluso, podemos utilizar dietas naturales.

En muchas ocasiones se alude a que las dietas sin carne para gatos vienen correctamente suplementadas, al igual que lo que hacen los piensos normales. Pero habria que puntualizar estos términos: siempre que hablamos de alimentos balanceados "artificialmente" (ya sean con/sin carne) para gatos, nos estamos basando en el conocimiento que tenemos de nutricion animal. Es decir, los balanceamos segun los requerimientos que sabemos que necesitan los gatos, tanta taurina, tanta arginina... Hay que pensar, sin embargo, que este conocimiento es limitado. No conocemos todas las enzimas, co factores u otros complejos nutrientes o combinaciones necesarias para una optima alimentacion de los felinos (ni siquiera lo sabemos para humanos). Por tanto, cuanto mas nos alejemos de sus fuentes naturales de alimento (presas vivas como roedores o aves), mas dificil sera acercarnos a poder "redondear" quimicamente el alimento que comen. Por tanto, parece logico pensar que un alimento que no contenga nada de carne en absoluto, este mas alejado de otro que la contenga en alguna cantidad. Y por supuesto, cuanta mas carne, y en estado mas similar a lo que es natural para ellos, mejor. Los expertos en nutricion animal, prefieren realizar ensayos de alimento en vez de hacer analisis quimicos que cumplan las recomendaciones oficiales, por ser mas fiables. De la misma forma, los nutrientes que provienen de fuentes naturales son mas efectivos que los que provienen de sintesis quimica, por una razon: suelen ir acompañados de otros componentes que mejoran su absorcion, o su eficacia en el cuerpo.

 En 2004 se publico un estudio en el Journal of American Veterinary Medical Association, por Gray y su s colaboradores. En este estudio se analizaban dos comidas vegetarianas comerciales para mascotas. Ambas marcas resultaron tener deficiencias nutricionales, comparandolas con las recomendadas por la AAFCO (Association of American Feed Control Officialis). Una de ellas presentaba deficiencias en proteinas, metionina, taurina, acido araquidonico, vitamina A, piroxina y niacina. La otra, en metionina, taurina, acido araquidonico y piroxina. Si el problema era sobre el control de calidad de los alimentos o sobre la fabricacion del mismo, no se aclara. Un estudio similar se realizó en 2015, puedes leerlo aqui.

Dos años mas tarde, sn embargo, un estudio de la Universidad de Pennsylvania y que se publico en el Veterinary Medical Association en 2006 mostraba que varios gatos alimentados con dietas vegetarianas no sufrieron ningun tipo de problema de salud ni alteraron sus valores de taurina en sangre.

La realidad, por tanto, es que todavia no conocemos bien las necesidades nutricionales para asegurar que a largo plazo las dietas artificiales son buenas para los gatos, menos aun las dietas sin carne, que se alejan mucho mas de lo de que se alimentan los gatos.

En cuanto al dilema ético, es comprensible que aquellas personas que evitan el consumo de carne se planteen que sus mascotas tampoco las consuman. Si pensamos en el sufrimiento animal que provoca la ganaderia y piscicultura que alimenta las fabricas de piensos, es normal que los veganos y los vegetarianos quieran negarse a utilizarlos. Es un dilema ético importante para estas personas, que comparten su vida con un carnivoro como el gato: ¿esta bien matar un animal para alimentar a otro?¿podemos justificar usar varias partes de animales diversos, cruelmente tratados, para mantener el bienestar de un solo gato?

Por otro lado, si voluntariamente aceptamos adoptar un gato en nuestro hogar, evidentemente tenemos la obligacion etica de mantenerlo en sus optimas condiciones. La forma en que las alcancemos, tiene mucho que ver con lo que nosotros opinemos, asi que cada uno debe de seguir tambien sus convicciones, pero siempre desde el punto de vista del conocimiento: no se puede tomar una buena decision, ni tener una buena opinión, sin estar bien informado.

4 comentarios:

  1. Un artículo interesantísimo y completo. Estaría genial alguna entrada sobre alimentación animal. Quizás no te encuentres cómoda dando nombres de marcas, pero la verdad es que tengo curiosidad por saber si lo que les estoy dando es correcto.

    Por lo demás... a uno de mis gatos, aparte de su comida... cuando rallo zanahoria, le doy zanahoria porque le encanta!! jaja Le gusta más que un trozo de carne (que de hecho, intenté cocerles carne normal y la desecharon... quería darles comida "de calidad conocida" de vez en cuando, pero al final era tirarla, no sé si hay algún truco para ello, o alguna condimentación necesaria)

    Por otra parte, antaño tuve una gata a la que le encantaba la fruta. Olía un melocotón y te lo robaba!! jaja Son casos peculiares, pero siempre he tenido claro que son carnívoros.

    ResponderEliminar
  2. Mi gato en cuanto huele algo que tiene pinta de que es verde o que no ha salido de una vaca, sardina o similar, ya pone cara de asco, jajaja. Supongo que dependerá de cada uno...

    ResponderEliminar
  3. hola tengo que escribir todo de nuevo así es que seré muy puntual, necesito las fuentes de este articulo; publicaciones científicas o libros de los cuales hayas recopilado la información, que por lo demás es muy completo y te felicito espero tu respuesta, esto es justo lo que necesito.
    saludos cordiales.
    Marco Madero. m.maderozapata@gmail.com

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!