sábado, 11 de agosto de 2012

Los gatos y la lejía, una relación de amor

Seguramente ya conozcais los efectos de la lejía en nuestros amigos gatunos. Ejerce un irresistible encanto que les lleva a frotarse contra el lugar donde esté, y de hecho, muchas veces se recomienda poner unas gotitas de lejía en el arenero de gatos que tengan problemas en ir a su bandeja, porque el olor les atrae y tienden a orinar en ese lugar. También se recomienda no limpiar el suelo con ella, puesto que si limpiamos el gato tenderá a orinarse en la zona donde la hayamos usado.
¿Pero que extraño poder tiene este líquido elemento que hace alucinar a los gatos?





El hipoclorito de sodio, que es el nombre químico de la lejía, es una sustancia que tiende a descomponerse cuando está en disolución, como es el caso de los botes comerciales que compramos en la tienda. Uno de los componentes más importante que libera es el cloro, aunque la lejía también  reacciona con componentes orgánicos para liberar componentes volátiles orgánicos (VOCs) que incluso los humanos somos capaces de percibir. Entre estos VOCs tenemos el cloroformo o el tetracloruro de carbono. Estas reacciones también se dan en el agua de bebida, puesto que está suplementada con cloro para hacerla potable, aunque estos subproductos sólo aparecen en cantidad apreciable cuando el agua está muy contaminada (las aguas fecales por ejemplo).

Los gatos son capaces de responder mediante comportamientos típicos a una variedad de productos, algunos de ellos se sospecha que son componentes de feromonas de la orina felina, como la felinina o sus productos de descomposición, como el MMB. Los gatos pueden reaccionar a sustancias que les provocan la llamada "respuesta catnip", que consiste en frotar la cabeza con objetos, agitar la cabeza, hacer "la croqueta" (rodar)...etc. No todos los gatos tienen esta respuesta, aproximadamente la mitad la presentan, y la predisposición es genética y heredable.
 Algunas sustancias que inducen esta respuesta son:
- nepetalactona del catnip (hierba Nepeta cataria)
- actinidina de la valeriana (Valeriana officinalis)
- aceite esencial de Actinidia macrosperma
- epinepetalactona, dihidronepetalactona, isohidronepetalactona, neonepetalactona, iridonirmecina, boschnialactona, onikulactona, boschniacina, actinidiolida y dihidroactinidiolida.


En general, estas sustancias tienen como denominador común una estructura química de dos anillos, pero que no está presente en ninguno de los subproductos de la lejía. Así que existen dos posibilidades:

- El gato interpreta los volátiles como feromonas y lo que vemos es una señal tipo sexual o territorial
- El gato tiene una respuesta catnip

Este fascinante misterio no ha sido estudiado todavía, aunque sería interesante comprobar si los gatos no sensibles al catnip lo son a la lejía y viceversa, así como estudiar el comportamiento exacto y compararlos.
Mientras tanto, les dejo este vídeo en el que mi gato Magni huele el desinfectante con lejía que he echado dentro al inodoro para desinfectarlo:


(nótese como Beauty no presenta el mismo comportamiento)

Hay que tener en cuenta que, aunque les guste, la lejía es un componente muy nocivo y debe evitarse el contacto del gato con los vapores o el propio líquido, así como evitar que lo laman. Se recomienda utilizar para el suelo un desinfectante sin lejía, como los que llevan oxígeno activo. Los utensilios desinfectados con lejía deben aclararse muy bien.

16 comentarios:

  1. Muy completo el post. Y muy buena la recomendación de no dejar jugar a los gatos con la lejía porque a pesar del efecto catnip no deja de ser una sustancia tóxica y, por lo tanto, peligrosa.

    ¡Saludetes gatunos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, al fin y al cabo, es un producto peligroso.

      Eliminar
  2. Qué pasada como reacciona a la lejía. Yo nunca la uso porque me irrita los ojos y odio su olor. Un post muy completo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tambien lo odio! sobre todo cuando se descompone... pero en este caso usé un limpiador de wc (tipo pato) que llevaba lejía, ni siquiera olia demasiado a lejia pero ya ves que efecto surte....

      Eliminar
    2. Emú y interesante, yo pensaba que les gustaba porque estaba todo limpio. Yo no uso leía para el su leo, pero si para otras cosas. Lo que sí voy a probar es poner lejía en las bandejas, ya que Fede últimamente esta un poco marra tío jejejejejejjeneejejej
      Ronroneos gatunos.

      Eliminar
    3. Si, suele usarse para las bandejas. Yo no la uso porque me da mucho asco! Jajajajajaja

      Eliminar
  3. No es fácil leer el artículo con el tipo de letra actual. Quedará bonito según alguna preferencia estética, pero es ilegible.

    ResponderEliminar
  4. Y mi madre limpiando el suelo de la habitación de juego de nuestros gatos con lejía casi pura....

    Maniática obsesiva de la limpieza. Le dará un patatús cuando le diga que no debe usar lejía xDDDDDD

    Muchas gracias por la info!!!

    ResponderEliminar
  5. por que no ponen la palabra lavandina o hipoclorito , aca es ARGENTINA asi son mas claros sobre lo que se refieren , tanto misterio , crean confusion , saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anonimo, tu nick tampoco estaba mas claro.
      El blog se escribe desde España, y obviamente aqui tenemos algunas palabras distintas, no puedo conocer todos los idiomas del mundo.
      De todas formas, hipoclorito esta escrito en el articulo, asi que no entiendo tu confusion.

      Eliminar
  6. Amigo mil gracias... justo a tiempo lo leí, me dicen que soy un proteccionista, porque me llevo a casa cualquier animalito que esté vulnerable en la calle, sobre todo los mas pequeños que pueden hasta morir si no se les atiende, tenemos en casa hasta ahora 23 gaticos y dos perritos, al parecer se están infectando de sarna y me dijeron que les diera con un paño húmedo con lejía diluida en agua y se les curaba. Ahora ya no lo voy a hacer, será comprar medicamentos que indique el veterinario, pero son muchos y se llevará mucho dinero que no tengo, pero resolveré. Gracias por tu post.

    ResponderEliminar
  7. Gracias. Mi gato se pone como loco cuando uso cloro para baños, lo huele, (aunque ya se haya limpiado y secado) se arrastra y se revuelca en el piso como loco. Mi otro gato no le hace caso. Creí que mi gato era un adicto y necesitaba rehabilitación, jajajaja. Ahora ya lo sé. Gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
  8. Mi gato no reacciona al catnip pero con la lejía...bua!menudo espectáculo!!

    ResponderEliminar
  9. Vaya! así que uno sin querer hace lo que no debe, yo me guio mas por los perros pues los conozco mejor ajaj pero cada q he tenido gatos y orinaban donde no debían, mi mamá trapeaba con lejia, y nunca funcionó jaja le diré y se caerá patas arriba :v muchas gracias por el post!!

    ResponderEliminar
  10. Uffff parece que mi gato tiene un daño cerebral o es "único" XD . El caso es que se pone MUY VIOLENTO, no se le puede tocar. Te ataca con todas sus fuerzas si intentas cogerlo, y si tienes suerte, al acercarte a él dará un salto enorme en dirección contraria a ti, como si se asustara.

    ResponderEliminar
  11. interesantisimo ya estaba por hacer dormir a mi gato por orinon. muchas gracias por las aclaraciones y tambien los apoyo en sus comentarios en español, sea de España o America, corresponde que cada quien que no entienda busque la forma de aclarar lo que no entiende sin agredir a quienes como ustedes nos dan tantas pistas sobre lo que necesitamos saber. Una vez mas muchas gracias

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!