viernes, 18 de enero de 2013

Toxoplasmosis. Que es, peligros y recomendaciones.




La toxoplasmosis es una de las enfermedades transmitidas por animales (zoonosis) más conocidas, y para los dueños de gatos es casi un milagro que nadie nos la mencione, ya que el gato es una de las fuentes de transmisión. Hoy vamos a intentar hablar de esta enfermedad y clarificar conceptos que mucha gente no tiene claros.







¿Qué es la toxoplasmosis?

Una enfermedad causada por la infección con un parásito, el coccidio Toxoplasma gondii ( T gondii). Las personas normales, con un sistema inmune fuerte, apenas notan la infección por este parásito, como mucho algo de fiebre o agrandamiento de algún nódulo linfático. Esta enfermedad, sin embargo, puede resultar peligrosa en ciertos grupos de personas con el sistema inmune débil, como por ejemplo:

  • Fetos en desarrollo
  • Bebés y niños pequeños
  • Ancianos inmunodeprimidos
  • Embarazadas
  • Enfermos con el sistema inmune debilitado, como personas con tratamientos anticancerígenos, son el SIDA o con órganos transplantados… etc.


A estas personas la infección les ocasiona encefalitis (inflamación del cerebro), abortos, defectos en el nacimiento u otros problemas que afectan a ojos y sistema nervioso.

A los gatos raramente les afecta, aunque a veces puede ocasionarles, fiebre, pérdida de apetito, pérdida de peso, letargia y muchos otros síntomas confusos que afectan a varios órganos. Las gatas embarazadas tienen alto riesgo de que la camada muera o los gatitos presenten deformidades. Los gatitos pueden infectarse por leche materna, aunque es mas raro.

¿Cómo ocurre la toxoplasmosis?

El parásito T. gondii está presente en muchos lugares, afectando a mamíferos como el gato y humanos. Alrededor del 50% de los gatos se cree que han estado infectados con este organismo alguna vez, aunque este porcentaje depende del estilo de vida del gato.
El ciclo de vida de este parásito es complejo, e implica a dos tipos de huésped: el definitivo y el intermediario. Los gatos domésticos y salvajes son los definitivos, ya que sólo en ellos el parásito produce oocitos (huevos). La mayoría de los gatos se infectan por comer carne que tenga los quistes, esta carne es cruda o mal cocinada, ya que no aguantan el calor extremo. Varios días después, el gato comienza a desperdigar millones de huevos en sus heces, pero esto sólo ocurre un periodo corto de tiempo, normalmente menos de 14 días, ya que el sistema inmune del gato reacciona y detiene el proceso.
Es posible que en el futuro, el gato comience a echar huevos, pero esto es raro y sólo ocurre en baja cantidad. Normalmente los gatos expuestos nuevamente a T. gondii no desechan huevos en grandes cantidades (Lappin, 2001).

Otros animales, como los humanos, son huéspedes intermedios. Estos huéspedes son infectados pero no producen huevos.
Los oocitos de las heces del gato no son directamente infectivos para otros animales, primero necesitan de un proceso llamado “esporulación” que dura entre 1-5 días (dependiendo de las condiciones climáticas). Una vez esporulados, los oocistos son infectivos y pueden sobrevivir en el suelo o el agua durante tiempo prolongado, hasta 18 meses, incluso en condiciones muy extremas. Los huéspedes intermedios se comen estos oocistos esporulados y se transforman en quistes bradyzoites (o bradizoitos) es diversos tejidos del organismo. Estos quistes permanecen de por vida y son infectivos para gatos, humanos y otros animales si son ingeridos.


¿Es comun este parásito en humanos?

Depende del lugar. En Inglaterra, el 20-30 % de la gente está infectada, mientras que en Alemania o Francia, el 80%. La gente infectada desarrolla anticuerpos frente al parásito y se pueden detectar en sangre.
Las embarazadas que nunca han sido infectadas son vulnerables a que el feto sea infectado. Entre el 20-50% de estas mujeres son infectadas y el feto puede sufrir consecuencias, siendo más severa la infección si ocurre entre los primeros 2 y 6 meses de gestación. Si la mujer se infecta antes de quedarse embarazada no suele haber problemas (le da tiempo a crear anticuerpos para salvar al feto).

¿Cómo se diagnostica?

Con un test sanguíneo rutinario. El veterinario puede también estudiar las heces de tu gato para ver si hay oocistos. Pero el test sanguíneo es lo más eficaz.

¿Puede tratarse?

Si, tanto gatos como humanos, se utiliza Pirimetamina, Clindamicina y Sulfadiazina. Las mujeres embarazadas que hayan sido infectadas durante el embarazo también tienen tratamientos para evitar que el feto sea infectado y deben ser estrechamente controladas.

¿Entonces, el gato es la única fuente de infeccion?

Pues no. Hay dos vías principales de infección:


  • Ingerir oocistos del medio: si trabajamos con tierra (jardinería, construcción, nos caemos o tocamos tierra) podemos ingerir los oocistos que se nos peguen a las manos, tambien si comemos vegetales mal lavados (que estan en contacto con la tierra…).
  • Ingerir carne que contenga los quistes: la carne congelada durante varios días presenta menos riesgos que la carne fresca, ya que el congelado elimina buena parte de los quistes. Es imprescindible cocinarla bien.


Otros medios menos comunes de infectarse son:


  • Ingerir oocistos esporulados al beber o tocar agua contaminada
  • Ingerir leche no pasteurizada
  • Inhalar oocistos que esten pegados a partículas de polvo (esto es rarísimo!).


¿Si tengo un gato aumento el riesgo de infeccion?

Diversas investigaciones indican que tener gatos no incrementa el riesgo de infectarse con T. gondii, ya que han demostrado que:


  • Es raro que el gato se encuentre en le estado de desperdigar oocistos en heces. De 206 gatos estudiados, el 24% tenía anticuerpos frente al parásito, indicando que han estado infectados…pero ninguno tenia oocistos en sus heces!! (Hill et al 2000).
  • Los cirujanos que trabajan con gatos no son mas propensos a infección por T. gondii (Behymer et al 1973, Sengbusch & Sengbusch 1976, DiGiacomo et al 1990).
  • El contacto con gatos no tiene influencia en la probabilidad de tener anticuerpos frente a T.gondii mientras que consumir carne cruda incrementa significativamente el riesgo (Flegr et al 1998).
  • Acariciar al gato no es fuente de infección
  • Incluso en gatos que están echando oocistos por las heces, los oocistos no se encontraron en el pelo del animal (Dubey 1995)
  • Se ha comprobado que los oocistos no esporulan en el pelo de los animales (Lindsay et al 1997)
  • Los pacientes con SIDA no incrementan el riesgo de tener toxoplasmosis aunque tengan gato (Wallace et al 1993), aunque si pueden sufrir reinfecciones si ya tuvieron la infección anteriormente.
  • El riesgo de infeccion de niños por gatos es muy bajo, exceptuando si los niños juegan en la tierra contaminada. La mayoría se infectan por carne poco cocinada, sobre todo de cabra, cordero y cerdo (Wallace et al 1993).
  • La infección no se transmite por arañazos ni mordiscos.
  • Estudios parecen indicar que el gato infectado tratado con inmunosupresores no comienza a soltar oocistos en heces (Lappin et al 1992).
  • Los gatos infectados en el pasado no vuelven a tener oocistos en las heces si son inmunosuprimidos por infecciones por el virus FIV o FeLV (Lappin 2001).
  • Los gatos con FIV o FeLV que se infectan con T. gondii después no tienen mas oocistos ni durante mas tiempo que gatos normales (Lappin et al 1996, Dubey & Lappin 1998).
  • Parece que están apareciendo nuevas cepas de T. gondii altamente infectivas que son capaces de transmitirse a través de animales intermediarios (no gatos, serían perros, ratas…etc). El gato pierde importancia como transmisor.

¿Debo deshacerme del gato?

¿Pero no has leido lo anterior??? Es absolutamente innecesario!!!

Aun así quiero reducir el riesgo..¿que puedo hacer?






Como la enfermedad es peligrosa en cierto grupo de personas, no está de más extremar las precauciones:

  • Las personas en riesgo deben evitar tocar directamente la bandeja de arena del gato, mejor con guantes o dejarle la tarea a otras personas (una excusa para no limpiar las boñigas del gato jajajajaja).
  • La caja de arena debe limpiarse todos los dias para evitar que los oocistos esporulen.
  • Lavarse las manos después de tocar la arena o la tierra.
  • Lavar la caja cada poco tiempo con agua caliente durante 10 minutos.
  • Desechar la arena del gato en recipientes cerrados para que no se desperdigue la arena.
  • No permitir a los niños que toquen la arena ni que el gato se meta en los parques de arena donde jueguen los niños.
  • No alimentes al gato con comida cruda que previamente no ha sido congelada durante varios dias.
  • Si estas embarazada, espera a terminar el embarazo para meter un nuevo gato o realiza un test al nuevo gato antes de meterlo en casa.
  • Si la paranoia del dueño es muy grande, evitar dar carne cruda al gato.
  • Si la paranoia es enorme, hacerle un test sanguineo al gato para saber si ha estado infectado. Si da positivo, ya nunca será fuente de infección. Si da negativo, extremar los cuidados anteriores durante 2 semanas (el tiempo en que podria ser infectivo) y no dejar al gato salir al exterior (bueno, esto deberia ser de sentido común). No dejar que el gato entre en contacto con palomas, ratones o tierra del exterior.

Tengo controlado al gato…¿y el resto de cosas?

Para el resto de actividades diarias, podríamos recomendar:

  • Llevar guantes al hacer jardinería y lavarse bien las manos.
  • Lavarse las manos tras manipular alimentos crudos.
  • Fruta y verdura deben ser muy bien lavados así como los utensilios y las superficies de trabajo.
  • Cocinar la carne al menos hasta 58 ºC durante 10 minutos o 61ºC durante 4 minutos para matar los quistes (Dubey et al 1990). El microondas no es seguro. La nevera tampoco, los quistes aguantan a 4ºC hasta 54 meses (Dubey 1998).
  • Congelar la carne a de -12 a -20 ºC durante tres dias, incluida la curada o ahumada (Dubey 1988, Lunden and Uggla 1992).
  • Si no bebes agua potable, hiervela antes.

¿Seguro que a los humanos no les pasa nada si se infectan?

Bueno, hay estudios un tanto contradictorios sobre este tema. Un estudio realizado en 2003 por Flerg y colaboradores sugería que de los 857 sujetos estudiados los infectados tenían un IQ y una inteligencia verbal menor. Sin embargo, otro estudio encontro que mujeres embarazadas expuestas al parásito eran más inteligentes (Flegr & Havlicek 1999). El parásito tambien ha sido involucrado como causa de tiempos de reacción más lentos (Havlicek et al 2001) haciendo a los sujetos más proclives a los accidentes de tráfico (Flegr et al 2002).
Se han descrito cambios de comportamiento en ratones infectados aunque esto no tiene porque ser extrapolable a humanos (Hrda et al 2000, Webster 2001). Los ratones infectados eran menos activos, con menos niveles de dopamina en el cerebro. Se ha sugerido que la toxoplasmosis esta relacionada con la esquizofrenia por este motivo aunque hay muy pocas evidencias (Flegr et al 2003).

CONCLUSION

La posibilidad de infectarte si tienes gato es muy pequeña, al menos mucho menor que la posibilidad de infectarte por otras vías. La higiene diaria normal es suficiente para reducir ese mínimo riesgo.

8 comentarios:

  1. Una información muy interesante: lástima que al tratar temas como este con determinadas personas nos de la sensación de que estamos predicando en el desierto... ¡Pero por difundir que no quede!

    Por cierto, nos encantan las fotos de las embarazadas con gatos: a ver si las imágenes tienen más poder que las palabras...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener en cuenta que cuando una persona esta embarazada, entra en un estado de paranoia total que a veces le impide pensar con claridad... pero hay que intentar mantener la calma y ser razonables con lo que significa un verdadero peligro. Nadie esta a salvo de infectarse, aunque no tenga gato, es un parasito muy comun, y puedes cogerlo con comerte una ensalada... teniendo en cuenta esto, infectarse a traves de la arena del gato es muy complicado, a menos que cojas las boñigas con la mano y luego te chupes el dedo jajajajajaja...(que asquito XD )
      Si, las imagenes son muy tiernas, la verdad... :)

      Eliminar
  2. Excelente post...!!!
    :D
    y muy bueno, muchas de las cosas descritas aca, me las dijeron ayer en mi clase de zoologia...Gracias por la info...!!
    ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro que se enseñen estas cosas, es bueno conocerlas!

      Eliminar
  3. La mayoría de las infecciones por toxoplasma en el hombre se producen por el consumo de carnes poco hechas o verduras crudas mal lavadas. Es realmente difícil atribuirlas a un gato, sobre todo a gatos que viven en nuestros hogares. Y esta es la realidad.
    Supongo que cuando hablas del 50% de gatos infectados por este parásito te refieres a gatos de vida libre que consumen presas vivas.
    En el caso de gatos caseros que puedan estar infectados, es realmente raro que puedan contagiarnos, pues son las heces el foco de contagio, y no creo que nadie, al limpiar la bandeja sanitaria coja las heces con la mano y se las lleve a la boca.
    Y por supuesto, las embarazadas pueden estar tranquilas teniendo un gato, además les dará mucha suerte.
    Me gusta mucho tu artículo, muy bien documentado y explicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 50% ser efiere a la poblacion felina general, incluidos, claramente, los gatos de vida libre, que seran lo que mayor exposicion tienen.
      Me alegro que te guste, espero que sea conocido por todas las embarazadas :)

      Eliminar
  4. De nuevo gracias por este blog . Tengo más dudas...estoy embarazada de 4 meses ya estoy enterada del toxoplasma y tengo a mi gato feliz. La gente se canso de decirme que me deshiciera de el pero, yo preferí informarme bien. Ahora me enfrentó a que la gente ( tan entrometida x cierto) me dicen que debo deshacerme de mi gato cuando el bebé nazca x que causa asma por el pelo y puede ser muy perjudicial para la salud del bebé por el pelo que desprende. Que medidas hay que tomar al.respecto y que tan cierto es??? Mil gracias por tú orientación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues puedes decirle a esa gente que hay muchos estudios que indican que bebes y madres gestantes expuestas a epitelio animal (gatos, por ejemplo) tienen muchas menos probabilidades de volverse asmaticos y alergicos que niños que no estan expuestos a ello. Solo en el caso de que tu misma fueras asmatica, o hubiese muchos antecedentes de asma/alergias en tu familia la cosa seria problematica, pues el bebe tendria probabilidades de volverse asmatico o alergico. No obstante, puedes tomar medidas como aspirar frecuentemente la casa, evitar que el gato pase mucho tiempo en la habitacion del bebe, evitar alfombras y cortinas a ras de suelo y en general tejidos atrapapelos, poner filtros alergicos a los aires acondicionados, cepillar frecuentemente al gato y bañarlo para eliminar pelo... en fin, las medidas tipicas que recogiamos en el post de "Alergia a los gato" http://todosobremigatoblog.blogspot.com.es/2012/06/alergia-los-gatos.html

      Eliminar

Gracias por comentar!