martes, 4 de octubre de 2016

Alimentacion de un gato con enfermedad renal


La enfermedad renal es una dolencia muy frecuente en gatos, sobretodo en gatos de cierta edad. El riñon tiene funciones de filtrado y limpieza de la sangre, y cuando se produce un daño en él, estas sustancias siguen en la sangre dañando el organismo del animal. Las causas de esta enfermedad son variadas, y por tanto su tratamiento médico puede ser distinto, pero en muchos casos el tratamiento incluye un control de la dieta de nuestro amigo.




Antes de comenzar a leer el post, tengo que advertir que informarse adecuadamente no exime de acudir a un veterinario para controlar la enfermedad de nuestra mascota. Me he resistido durante bastante tiempo a publicar consejos sobre alimentación en gatos enfermos porque podria darse el caso de que alguien pensase que simplemente siguiendo unos consejos en internet el gato va a curarse, y eso es un gran error. Cualquier cambio en la dieta de un animal enfermo debe ser supervisado y controlado por un veterinario. Si dudases de que el tratamiento de tu veterinario es correcto, te recomiendo pedir una segunda opinión de otro veterinario, preferiblemente uno con conocimientos específicos sobre gatos (ver este post al respecto).

Los factores dietéticos fundamentales a controlar en gatos con fallo renal

- Cantidad de agua: resulta sorprendente, como muchas veces se obvia este factor y es uno de los más importantes para esta enfermedad. Los riñones funcionan mucho mejor cuando el gato esta hidratado, y además esta enfermedad predispone a la deshidratación (por ejemplo por inapetencia o vómitos del gato). Es IMPRESCINDIBLE que los gatos, y en especial los gatos enfermos de fallo renal, tomen suficiente agua.

- Cantidad de proteína: los gatos con enfermedad renal han de tener una cantidad y una calidad de proteína controladas. El procesamiento de proteínas en el organismo produce unos tóxicos que al no funcionar bien el riñón, no son adecuadamente procesados. Hablaremos de este punto más adelante, ya que algunas investigaciones señalan que más importante que la cantidad de proteina ingerida, es la calidad de las mismas lo que importa.

- El fósforo: la cantidad de fósforo en la dieta debe ser disminuída en gatos con fallo renal. Por ello, el alimento de estos gatos debe ser escogido para tener menor cantidad (0,2-0,5% en base seca) y si aún así no se logra disminuir la cantidad de fósforo en sangre, se deben administrar sustancias que "atrapen" el fósforo.

- Anti-oxidantes: el daño renal provoca un aumento de sustancias oxidativas. Los gatos con fallo renal pueden beneficiarse de tomar antioxidantes en su dieta.

- Acidos grasos esenciales: pueden añadirse a la dieta de estos gatos para reducir la inflamación.

- Potasio: en algunos casos, se necesita aumentar la cantidad de potasio en la dieta, aunque esto debe ser muy controlado por el veterinario, pues un esceso podría provocar problemas.

- Acidez urinaria: los gatos con fallo renal tienden a producir orina demasiado ácida, y por ello en muchos casos se necesita un suplemento de alguna sustancia que disminuya esta acidez.


Las dietas comerciales y las dietas naturales para gatos con enfermedad renal


Aunque en los primeros estadíos de la enfermedad el gato puede seguir comiendo su alimento habitual, es muy común que cuando se diagnostique fallo renal a un gato el veterinario le recomiende un alimento comercial especialmente diseñado para esta enfermedad, a menudo en forma de pienso seco. Las dietas comerciales especializadas tienen nieveles de fósforo reducidos. Como la principal fuente de fósforo es la carne y los productos lácteos, estas dietas tienen una cantidad de proteína animal restringida. Muchos de ellos tienen además unos niveles de sodio moderados, y poseen niveles añadidos de vitaminas B, omega 3, antioxidantes y sustancias para bajar la acidez de la orina.

La principal desventaja de las dietas comerciales secas es la calidad de sus ingredientes. Hay que recalcar aqui que con calidad de los ingredientes no me estoy refiriendo a la calidad de la carne que "se mete" en el alimento del animal, sino más bien a la fuente de proteína. Me refiero a que no hablamos acerca del "grado humano", "subproductos animales" o "harinas de carne". Tenemos un post en el que hablamos de como podriamos conocer la verdadera calidad de estos ingredientes. Y la conclusión rápida es que es casi imposible saberlo.

Con calidad de los ingredientes me refiero, por tanto, a proteínas de origen animal o vegetal. Muchos de los alimentos comerciales secos tienen como primeros ingredientes, fuentes de proteina vegetal, que no son tan adecuados para alimentar a un carnívoro como lo es el gato. Probablemente se deba a que la carne es una fuente de fósforo, y estos piensos tienen un nivel reducido de éste.

Las dietas naturales adaptadas a gatos con problemas renales pueden ser también una buena opción, siempre y cuando vayamos comprobando mediante visitas periodicas que lo estamos haciendo bien. La ventaja de estas dietas es la alta biodisponibilidad y calidad de las proteínas que se le dan al gato y por supuesto, la hidratación, tan importante para los gatos. Hay que destacar que muchas personas piensan que las dietas naturales son altas en proteínas, cuando en realidad una dieta natural bien balanceada no es alta en proteínas, ya que hay que restarle la cantidad de humedad y grasa que posee. Asi mismo, los estudios que se han publicado acerca del efecto de la cantidad de proteína en gatos con fallo renal, nunca han evaluado, de modo aislado, este efecto, sino que han evaluado conjuntamente el efecto de la reducción de proteina, fosforo y sal.
También, una dieta natural bien balanceada tiene un aporte moderado de fósforo, y si queremos podemos disminuir aun mas la cantidad de fósforo pidiendo a nuestro veterinario que nos recete quelantes de fósforo, unas sustancias que "atrapan" el fósforo. Antiguamente se usaba mucho el hidróxido de aluminio, pero tomar de continuo aluminio puede resultar peligroso, asi que hoy en día se usan otras sustancias, como el carbonato de calcio, acetato de calcio, Epakaitin, Sevalamar... Otra manera de bajar la cantidad de fósforo en una dieta natural es sustituir alguna carne por huevos cocidos. El huevo posee una proteína de excelente calidad, y muy poco fósforo. Se pueden sustituir unos 33gr de carne por un huevo cocido. La proteína está en la clara, y la grasa en la yema, así que si algun día quieres darle sólo la parte proteica, solo has de retirar la yema.

Cantidades de proteína y fósforo de algunos alimentos. Gracias a www.feline-nutrition.org

Asi mismo, podemos suplementar con ácidos grasos omega 3.

Algunos sitios en internet ofrecen alguna receta natural adaptada a esta enfermedad, aunque hay que tener cuidado porque algunas de ellas no son completas. Tambien puedes acudir a tu veterinario para que te haga una dieta personalizada, y existen algunos libros que puedes comprar, escritos por veterinarios, que podrían ayudarte.
Existen, asi mismo, algunas herramientas online para crear una dieta desde cero, como calculadoras de proteínas y otros nutrientes, y también webs con tablas nutricionales.
Y vuelvo a repetir, cualquier cambio en la dieta de un animal enfermo debe ser vigilada por un profesional veterinario.

Un ultimo apunte acerca de las dietas naturales en gatos con enfermedad renal, es que a veces estos gatos tienen un sistema inmune comprometido, lo cual deberia ser tenido en cuenta si los alimentamos con alimento crudo. El alimento crudo contiene bacterias y microorganismos que podrían causar problemas a tu gato. No obstante, pueden seguirse unas pautas que controlan la exposicion a estos microorganismos peligrosos, hablamos de ellas en este post.


El debate de la proteína

Existen acalorados debates acerca de si la cantidad de proteína es realmente determinante para esta enfermedad. Los estudios que se han realizado en humanos, indican que las personas que tienen enfermedad renal se benefician de una reducción en la cantidad de proteína en su dieta, y por ello se supuso que los gatos tambien se beneficiarían de ello.

Los primeros estudios de enfermedad renal, usaban gatos a los que se les había extirpado parte del riñon para simular una enfermedad renal. Sin embargo, esto no es un modelo muy exacto de la verdadera enfermedad. Aun así, ninguno de ellos demostró que los gatos se beneficiaban de una restricción en la cantidad de proteínas.

Más adelante se realizaron estudios sobre los efectos de las dietas comerciales en gatos con la enfermedad renal. Las dietas comerciales para esta enfermedad suelen tener 25-32 % de proteína. Son niveles más bajos que los alimentos comerciales no específicos para la enfermedad. La dieta comercial logró que los gatos vivieran más tiempo, pero no queda claro si se debe a la reducción de proteína o a la reducción en los niveles de fósforo, ya que no se analizaron ambos factores por separado. Otro de los estudios más citados acerca de los beneficios de las dietas comerciales con niveles reducidos de proteínas puedes consultarlo aquí. En este estudio se observa que la dieta comercial produce unos niveles de BUN menores que otro tipo de dieta así como una acidosis menor. Los gatos sobrevivían más y los signos de enfermedad eran menores.

Probablemente te estés preguntando qué son los niveles de BUN. Es la cantidad de urea contenida en la sangre. Cuando se procesa la proteína en el metabolismo del gato, se producen residuos nitrogenados que deben ser procesados por el riñón. Pero un riñón enfermo hace esta función mucho peor, asi que los residuos permanecen en sangre. Por ello, los niveles de BUN se elevan y éstos están relacionados con los niveles tóxicos de uremia en sangre, que provocan muchos de los síntomas de los gatos enfermos. Por tanto, si reduces el numero de proteínas, reduces el numero de residuos y por tanto, el nivel de uremia. Existen algunos estudios más que van encaminados en este sentido.

Sin embargo, hay que recalcar, una vez mas, que las dietas comerciales no son solo niveles reducidos de proteina. Poseen tambien otras caracteristicas que pordrían estar ayudando.

Mientras que en los estadíos más avanzados de la enfermedad pudiera ser necesario rebajar la cantidad de proteína, no existe evidencia rotunda de que en los primeros estadíos la cantidad de proteína sea relevante, e incluso existe alguna evidencia de que bajar la cantidad de proteína pudiera ser incluso perjudicial, por la pérdida de masa corporal. Tampoco parece que bajar los niveles de proteína en estos estadíos retrasa la progresión de la enfermedad.

Las dietas bajas en proteína podrían provocar pérdida de masa muscular.  La falta de proteínas puede ocasionar pérdida de músculo incluso sin ser evidente una pérdida de peso, así como una bajada en la calidad de pelo, pérdida de defensas y anemia. Esto es especialmente peligroso para gatos con enfermedad renal, como citan estos dos estudios.

EL punto clave parece ser en alimentar la cantidad justa de proteínas, sin pasarse, pero tampoco sin resultar escasas. Y medir esto puede ser muy complejo, y diferente para cada gato. Parece ser que los niveles aceptables rondan el 28-35%.

Además, la enfermedad renal pasa por diferentes estadíos. Durante los primeros estadíos, muchos veterinarios optan por no rebajar la cantidad de proteína ya que comprometen la masa muscular y favorece la anemia. Sin embargo, cuando el gato pasa a fases más avanzadas, la práctica totalidad de ellos prefieren pasar a dietas especializadas.


Entonces, ¿que dieta debo elegir?

La mejor dieta es la que el gato coma y que le siente bien, ya que estos gatos enfermos a menudo tienen pérdida muscular, pérdida de apetito, vómitos y terminan por no comer/beber lo suficiente, lo cual resulta fatal. En 11 guidelines for conservatively treating chronic kidney disease (2007) (Polzin D, Veterinary Medicine 2007) el Dr. Polzin asegura que muchos de los gatos y perros que han de ser eutanasiados por enfermedad renal, lo son por razones directa o indirectamente relacionadas con no alimentarse. Por eso, llegado el caso, debes alimentar a tu gato con la dieta que le apetezca, y que vaya a comer.

Y vuelvo a repetir, estos animales necesitan asegurar su aporte de agua, asi que cualquier dieta que elijas (comercial o natural) debe incluir comida HÚMEDA. Además, este tipo de alimento suele tener una calidad de ingredientes mucho mejor, asi como un procesamiento mucho más respetuoso el alimento.



Para saber mas....


http://icatcare.org/advice/cat-health/chronic-kidney-disease-cats-%E2%80%93-management
http://feline-nutrition.org/answers/answers-kidney-disease-phosphorus-and-raw-diets
http://feline-nutrition.org/health/diet-kidney-disease-and-the-urinary-tract
http://feline-nutrition.org/answers/answers-in-a-bind-over-phosphorus
http://allthebestpetcare.com/kidney-failure-in-cats/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9582959?dopt=Abstract
http://www.felinecrf.org/which_foods.htm
http://www.1800petmeds.com/education/diets-pets-kidney-disease-31.htm
http://www.wsava.org/sites/default/files/nutrition%20on%20the%20internet%20cats.pdf
http://jfm.sagepub.com/content/18/3/219.full.pdf

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo, como todos los del blog, muy bien documentado, enhorabuena!
    Me gustaría añadir que cuando tenemos un gato enfermo, nos sentimos obligados a alimentarlo con las dos marcas estrella del veterinario, porque están especificadas como "renal" y salimos de la clínica convencidos de que si no lo alimentamos con estas marcas para el resto de su vida, estaremos "matando" al gato. Ni siquiera se plantean que existen más marcas renales a la venta y que hay otras formas de alimentación felina, como por ejemplo sin pienso. El veterinario es un profesional médico, pero al igual que nuestro médico de cabecera no lo sabe todo de todas las enfermedades, ni de todas las especies de animales, para ello debe especializarse. Por desgracia, normalmente la poca noción que tienen sobre alimentación felina la aprenden en un seminario o congreso impartido por una compañía de pienso para mascotas, curiosamente, la misma marca que les empapela la clínica con sus pósters y se la llena con sacos de su propio producto...
    Yo desconfiaría de mi médico de cabecera si me dijese que comiera todos los días de mi vida unas barritas energéticas (nutricionalmente completísimas, por supuesto) que curiosamente él mismo vende y publicita en su consulta. ¿Por qué no desconfiamos de los piensos del veterinario? Personalmente creo que igual que el médico de cabecera no te vende una marca milagrosa, un veterinario no debería vender pienso, del mismo modo que un supermercado no vende medicamentos.
    Además también podríamos hablar de los nefastos ingredientes que llevan estas marcas. Por favor, leed los ingredientes del RC y H's Renal y sacad vuestras propias conclusiones. Yo animaría a la gente a que lea la etiqueta de los ingredientes del pienso renal en la propia clínica veterinaria, delante del veterinario, a ver qué opina, a ver si esa basura a precio de oro es lo que tiene que comer un gato. Por ejemplo, puedes fabricar un pienso con una suela de zapato y balancearla químicamente para que cumpla nutricionalmente todas las necesidades fisiológicas de un gato enfermo de riñón, y venderlo como la mejor alimentación. Esto no se aleja mucho de lo que hacen estas marcas. No entiendo esta especie de miedo que hay a criticar estas marcas que se han colado en las clínicas y se autovenden como especiales, específicas, como la única opción de alimentación para un gato enfermo. Me gustaría preguntaros a los que alimentais a vuestros gatos con barf, si el gato enfermase del riñón, ¿le daríais RC o H's renal toda su vida sólo porque lo dice el veterinario? Yo creo que no, que le dariais la comida balanceada según su enfermedad. Yo todos los veterinarios que conozco están en contra de la dieta barf, eso ya da que pensar.
    OJO no estoy diciendo que no haya que ir al veterinario, ni mucho menos, al contrario, son profesionales médicos, lo que digo es que hay que ir informado sobre nutrición felina, porque la mayoría de los veterinarios están equivocados, simplemente porque NO SON NUTRICIONISTAS. Creo que es importante ir informado sobre nutrición para poder discutir mejor con el veterinario las opciones de alimentación del gato, y desde luego, que nos pueda aconsejar o aconsejarse él mismo también, con un nutricionista felino.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! me llamó la atención la crítica al pienso RC. Yo le daba RC esterilizados a mi gato, y entre mi familia y amigos también lo compran muchos. Creo que es muy cierto que hay una creencia popular de que es la mejor marca que le puedes dar a tu mascota, y cuesta mucho creer que una marca tan reconocida sea tan mala. La verdad es que nunca me había parado a leer los ingredientes, y ahora que lo he hecho, me he dado cuenta de que se parecen mucho todas sus variedades entre sí. ¿Os habeis fijado en que RC tiene muchísimas, repito, muchísimas variedades, y aún así (si lees los ingredientes), parece el mismo pienso en distintos sacos? ...
    Yo no quiero entrar en si la calidad de los ingredientes es buena o no, prefiero vendarme los ojos y creer bobaliconamente que son de buena calidad. Lo que sí que me cabrea es, como señala el post, que la mayoría de los ingredientes son vegetales. Estos son los ingredientes del RC Renal RF23: Harina de maíz, arroz, grasas animales, gluten de trigo, fibras vegetales, gluten de maíz, proteínas animales hidrolizadas, extracto de proteínas de soja, minerales, pulpa de remolacha, aceite de pescado, Fructo-oligosacáridos (FOS), aceite de soja, carbonato cálcico, citrato de potasio, L-arginina, DL-metionina, L-lisina, taurina, L-triptófano.

    Fijaos bien, harina de maíz, arroz, gluten de trigo, fibras vegetales, gluten de maíz, extracto de proteínas de soja, aceite de soja...
    A ver, señores fabricantes de pienso.. ¿dónde está la carne? ¿No tenemos claro ya que los gatos son carnívoros? A mí esto me parece más un pienso para cabras. Las grasas animales sin especificar, pulpa de remolacha que yo diría que es azúcar; trigo y SOJA en un pienso veterinario.... ¿no son causantes de alergias?... Uff Y esto te lo venden en una clínica veterinaria como la única y la mejor alimentación posible para un gato enfermo. (!!!) Enfermo me estoy poniendo yo.
    Y para nada creo que la falta de carne en estos piensos comerciales sea porque la carne tiene mucho fósforo. Para mí es más que evidente que a la marca le sale más barato utilizar el maíz y la soja que la carne. Porque si un corte de carne tiene mucho fósforo, se pueden elegir otros cortes de carne para elaborar el pienso, ya que, por ejemplo, no tendrá el mismo fósforo una pechuga de pollo (212 mg.) que un muslo de pollo (188 mg). También se podrían elaborar piensos con cortes de carne de otros animales, como pavo, conejo, cordero, ternera, salmón, arenque, etc. buscando el que tenga menos cantidad de fósforo. O como dice el post, añadir al pienso elementos "atrapa" fósforo.
    Lo que no se puede hacer es elaborar un pienso con vegetales, más propio de gallinas, y venderlo en la clínica veterinaria como la mejor alimentación posible para un gato enfermo.

    Me da la sensación de que las marcas veterinarias de piensos estafan a los consumidores. Utilizan ingredientes baratos (que nada tienen que ver con la alimentación de un carnívoro), para elaborar piensos que venden a precios bastante caros.
    Y esto es lo que no entiendo: estos piensos se venden en una clínica veterinaria, por un veterinario... Para mí esto es muy grave. El veterinario es el médico. Vender estos piensos en una clínica veterinaria es una vergüenza.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!