lunes, 8 de agosto de 2016

Cáncer hepático felino


Hace unos dias una compañera gatuna nos contacto para darnos una triste noticia: uno de sus gatos habia fallecido a causa de un cáncer hepático. Apenas habia dado signos de enfermedad y el golpe fue repentino y muy duro. Por ello hoy vamos a hablar sobre esta terrible enfermedad.



¿Que es el cáncer de hígado o hepático?

Un cáncer es una neoplasia, una palabra que designa una masa anormal de tejido. Este tejido se produce porque las células que lo componen han dejado de funcionar correctamente y se replican sin control, portando además anormalidades genéticas que hacen que pierdan sus funciones originales. Normalmente, el tumor o tejido neoplásico procede, en su origen, de una única célula, que empezó replicandose sin control, es decir, las células hijas son clones de la original. Cuando estas células comienzan a sustituir y comprimir a las células sanas del órgano o tejido, así como a diseminarse de forma descontrolada, es cuando hablamos de un tumor maligno, o cáncer.

Cuando este hecho ocurre en el hígado, es cuando aparece el cáncer hepático. El hígado es un órgano vital para los mamíferos, sin embargo tiene una enorme capacidad de funcionar incluso estando dañado. Se cree que hasta que queda un trozo sano de menos de un tercio de higado, no se notan síntomas evidentes.

Tipos de cáncer

No todos los cánceres hepáticos son iguales, y podriamos distinguir tres tipos, principalmente:

-  Hemolinfático: este tipo de cáncer proviene de alguna célula sanguínea o linfática, que portando anormalidades, al llegar al hígado provoca el desarrollo del cáncer.
- Metastásico: en este caso el origen del tumor hepático es otra área del cuerpo. En otro órgano se ha desarrollado un tumor que, al crecer y diseminar las células cancerosas, llega a otros órganos.
- Primario: en este caso el tumor se ha creado desde el principio en el hígado y permanece en él. Los cánceres hepáticos primarios en gatos son muy raros, aproximadamente uno de cada 50 canceres hepaticos en gatos son canceres primarios. Normalmente los canceres hepaticos primarios se producen en gatos de mas de diez años o en edad avanzada. Se cree que la principal causa de cancer primario hepatico son toxinas, pesticidas, colorantes, aditivos alimentarios...etc. Ademas, el principal tipo de cancer primario son los carcinomas hepatocelulares, un tipo de cancer benigno que puede operarse y del cual los gatos sobreviven.

En los gatos, el tipo de cáncer del hígado maligno más común son los carcinomas de ducto biliar (adenocarcinomas, colangiocarcinomas). Es un tipo de tumor muy agresivo, con una alta probabilidad de metástasis (entre un 60-68% de los casos). Metástasis significa propagacion del cancer a otros órganos.

Anatomía del hígado del gato
Los canceres biliares a menudo metastatizan a los nódulos linfáticos cercanos, pulmones, peritoneo, pero tambien a los riñones, corazón, galndulas adrenales, ojo y hueso. Este tipo de canceres pueden presentarse de forma lobular, multifocal o  difusa. Sólo la forma lobular puede extraerse quirúrgicamente (si no hay metástasis). Para el resto, la operación no es plausible y el pronostico es grave. No se conocen tratamientos eficaces para estas enfermedades.

¿Como se detecta?

Los gatos con tumores hepáticos podrian ser asintomáticos, en algunas ocasiones pueden tener nauseas, vómitos, perdida de apetito, diarrea, distension abdominal, letargia, aumento de orina y sed,... etc. En algunas ocasiones, se produce amarilleamiento de la piel y los ojos (debido a la mala función hepática), o algunos signos neurologicos, como desorientacion, temblores o debilidad.

Aunque en ocasiones hay sintomas que nos hacen sospechar, suele ser un examen físico en que hace saltar la sospecha. Podría palparse un hígado agrandado, o líquido libre en el abdomen. Los test sanguíneos no son específicos de estos cánceres, pero revelaran signos de daño hepático, o de obstrucción del ducto biliar. A menudo la bilirrubina esta aumentada en sangre y orina, se detecta la presencia de enzimas hepáticas (AL, ALP, AST y GGT) y de ácidos biliares.

Para determinar en que grado el higado está afectado, el veterinario podria pedir un contaje de células sanguineas, muestras de orina, rayos X (verifica el tamaño del hígado), ultrasonidos abdominales (evalua la estructura del hígado) e incluso una biopsia del tejido. Con una biopsia, el veterinario obtendrá una muestra de tejido hepático para observar las células presentes.

Tratamiento del cáncer hepático en gatos

El tratamiento de elección es la extraccion del tumor mediante cirugía, dependiendo del tamaño y la extensión. Si el tumor esta muy localizado, no importa extraer una buena porción de hígado, ya que éste tiene una gran capacidad de regeneración.

Si el tumor es maligno y no puede extraerse mediante cirugia, el pronostico es peor. La eficacia de los tratamientos sistémicos no está bien definida, no obstante, puede intentarse un tratamiento de quimioterapia para evitar una progresión rápida del tumor. La mayoria de medicamentos antitumorales afectan a la capacidad de replicación de las células. Los efectos secundarios a menudo son importantes, y debe vigilarse que el tratamiento está actuando adecuadamente. Normalmente, los efectos secundarios afectan a células de rápida replicación, como son las de la médula ósea (la quimioterapia disminuye los globulos blancos en la sangre, ya que se crean en la medula), las de los folículos pilosos (por eso puede perderse pelo) o las de la mucosa gastrointestinal (puede provocar molestias gastrointestinales).

Hígado agrandado debido a cáncer hepático
La radioterapia es otro tipo de tratamiento que puede intentarse, aunque no hay muchos centros que la realicen. Para ello se somete al tumor a una dosis de radiación que lo destruye. Es un método que ocasiona poco dolor y menos efectos secundarios, y es de destacar que los gatos toleran mejor este tratamiento que los humanos. Existe una modalidad de radioterapia muy especializada (braquiterapia), donde la radiación se emite con una sonda que puede introducirse en el cuerpo, resultando mucho más focalizada y segura. A veces la radioterapia y la quimioterapia se dan juntas, aumentando su eficacia.

¿Puedo hacer algo para evitarlo?

Las causas del cáncer no son conocidas al 100%. Existen ciertas sustancias y tóxicos que predisponen al cáncer, pero no consumirlas tampoco es garantía de no padecer cáncer. La mejor manera de minimizar el riesgo de cáncer es cuidar a tu gato, dándole una buena alimentación, estando bien hidratado, sin estrés y activo.

¿Como se cuida un gato enfermo de cáncer?

 Los gatos enfermos a menudo pierden el apetito, y es importante controlar que estan comiendo adecuadamente. Hay que ofrecerles todo tipo de alimento para ver cual es el que mas les apetece. Son especialmente adecuadas las dietas bajas en azucares, y ricas en acidos grasos insaturados y antioxidantes. Puede calentarse la comida humeda, haciendola mas apetecible. En ocasiones, se hara necesaria la alimentacion por sonda.

Es posible ademas que el gato sienta dolores, y es importante detectarlo y administrar analgesicos adecuados al gato. Procurar un ambiente libre de estres y mucha tranquilidad a nuestra mascota.



Mas información:

 http://www.foyel.com/categorias/cartillas/oncologia_veterinaria/
http://www.vet.upenn.edu/docs/default-source/ryan/oncology-handouts/liver-tumors-in-veterinary-patients.pdf?sfvrsn=4
http://landofpuregold.com/cancer/the-pdfs/livertumors.pdf
http://www.foyel.com/paginas/2010/10/1358/el_manejo_del_dolor_en_los_gatos_y_perros_con_cancer/
 http://icatcare.org/national-partners/gemfe/cancer-en-gatos-%e2%80%93-%c2%bfque-tratamientos-hay-al-alcance-de-los-gatos
 http://www.foyel.com/paginas/2010/11/1365/apoyo_nutricional_para_gatos_y_perros_con_cancer/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar!